Buenas tardes!

Hoy quería hablaros sobre Baby Led Weaning (BLW). Imagino que sabéis que además de realizar talleres de Disciplina Positiva también imparto formación de BLW, en este caso en colaboración con Carmen Vega. Os cuento sobre nosotras y qué es esto del BLW (que también tiene mucho de Disciplina Positiva). Carmen Vega y yo (Trinidad Mejías) nos conocimos formándonos en lactancia materna. Tras participar en su grupo de apoyo de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) y ver que solían salir bastantes dudas sobre Alimentación Complementaria, empezamos a colaborar juntas para realizar talleres de BLW. Ella es médica de familia e IBCLC y yo pedagoga y asesora de lactancia. Juntas aunamos nuestras disciplinas y decidimos ofrecer conferencias y talleres muy completos donde no sólo se explicaran los aspectos pedagógicos del método, sino que también se profundizara en alimentación complementaria, se pusieran ejemplos prácticos y se hablara de primeros auxilios.

Ambas nos acercamos al BLW a raíz de nuestras maternidades.

Carmen tiene 4 hijos. Con su primera hija, que ahora tiene casi 11 años, empezó con purés, pero poco a poco, basándose en su instinto, fue introduciendo sólidos. En esos años no se conocía el BLW como tal, así que fue algo mixto. Con los dos siguientes ya estaba informada y aplicaron el método BLW desde el principio. Para ellos fue muy gratificante ver cómo iban experimentando con la comida, conociendo texturas, colores, sabores y eligiendo lo que querían comer y lo que no: aprendiendo a decidir desde bebés. Ahora con su pequeña Noa, también tiene claro que será la manera en la que empezará la alimentación complementaria.

En mi caso, cuando mi hija cumplió 6 meses, mi espíritu curioso me llevó a investigar sobre este método, por los aspectos pedagógicos que había leído, y me formé con varias compañeras del sector porque tenía bastantes miedos a pesar de haber leído algunos autores sobre el tema. Me asaltaban muchas dudas; las inseguridades y la presión del entorno tampoco ayudaban. Sin embargo, la alimentación exclusiva con cuchara, tan extendida a día de hoy, no terminaba de convencerme; veía a niños/as con 3/4 años que no comían sólidos, con hábitos muy deficientes a nivel de alimentación, y esto me preocupaba. No fue un camino fácil y cometimos errores sobre los que hemos aprendido mucho para nuestro segundo bebé y para transmitirlos en nuestros talleres. Pero gracias a esos errores y poner el método en práctica nos alegramos muchísimo de haber conocido y llevado a cabo esta filosofía en casa. Ahora que esperamos el segundo bebé, deseamos hacerlo aún mejor, ya que tenemos más seguridad y más información al respecto.

De este modo, apostamos fuertemente por esta “filosofía” de alimentación y así lo hemos ido demostrando estos años, con diversos talleres de BLW donde hemos querido ir abriendo paso al método y desmotando ciertas ideas “erróneas” sobre alimentación complementaria y BLW. Queremos hacer llegar a la gente otra manera de entender la alimentación, y en definitiva, una filosofía de vida, de crianza, y de alimentación, que respeta al niño, confía en sus posibilidades y su autorregulación. Afortunadamente, vemos que poco a poco estas ideas van llegando cada vez con más fuerza y muchos pediatras ya se actualizan sobre alimentación complementaria. Por ello, estamos muy contentas y sorprendidas por el éxito de nuestro dos últimos talleres.

El 23 de Enero realizamos uno de entrada libre en el Centro Cívico “El Tejar del Mellizo”, en el Parque de los Príncipes de Sevilla, de casi 3 horas de duración, con más de 50 asistentes. Aquí tenéis algunas fotos:

Foto de Trini (2)IMG-20170301-WA0033IMG-20170301-WA0022

Y el 18 de Febrero realizamos otro más en profundidad y de pago con 17 familias encantadoras. Aquí os dejamos algunas fotos que nos hizo nuestra compañera Lola. Ella es periodista y fotógrafa. Tiene un blog donde podéis ver sus trabajos: http://sonriebuttercup.blogspot.com.es.

TALLER1TALLER4
TALLER5TALLER7

No quiero dejar escapar la oportunidad de deciros que las fotos de este último taller me parecen preciosas y muy significativas por dos motivos. El primero por la presencia de una abuela, que podéis observar en las fotos. Ella nos contaba anécdotas, participaba activamente y escuchaba muy interesada todos los ejemplos e información que íbamos aportando. Siempre señalamos LO IMPORTANTE QUE SON LOS/AS ABUELOS/AS PARA ESTE PROCESO. Tener su apoyo y su ayuda sin duda es fundamental. Estamos muy agradecidas por su participación, extendiendo dicho agradecimiento, cómo no, a todos/as los/as participantes. En segundo lugar, por el hecho de ver conciliar a Carmen con su bebé, dando el pecho mientras exponía su parte específica en el taller, demostrando que en muchas ocasiones es posible.

Y pensaréis, ¿Qué es el BLW? ¿Qué tiene el BLW que tan de moda está ahora y parece que se extiende tanto? Pues aquí te dejo algunas ideas:

El BLW es un proceso gradual de introducción de la alimentación complementaria. Es respetuoso para el bebé, porque no se le obliga a comer ni se le mete comida en la boca; es dirigido por ellos mismos, puesto que comen por sí mismos; se ofrecen alimentos sanos y variados a su alcance mediante trozos no triturados, usando sus manos para empezar. No necesitan dientes para comenzar, desde los 6 meses los bebés están preparados para masticar alimentos blandos que puedan aplastar con sus encías.

El BLW no es una moda, es una alternativa saludable, respetuosa y avalada científicamente, para comenzar la alimentación complementaria sin tener que pasar por los purés.

¿Por qué BLW? 

  • Los purés no son necesarios.
  • Existen estudios recientes que indican que los niños que se inician con este método son más propensos a desarrollar preferencias alimentarias más saludables y menos predispuestos al sobrepeso.
  • A partir de los 6 meses están preparados para masticar.

¿Qué ventajas educativas tiene y he observado como pedagoga? ¿Por qué está relacionado con la Disciplina Positiva? 

  • Capacita: este “método” genera en los niños/as un sentimiento de capacidad, seguridad en sí mismos, de autonomía, de confianza en ellos mismos y se les da libertad de elección favoreciendo la toma de decisiones, algo que proponemos desde la Disciplina Positiva.
  • Fomenta las relaciones familiares y el sentido de pertenencia: el hecho de compartir mesa, hablar entre nosotros/as y escucharnos, es un hábito que ayuda al clima familiar y hace que nos sintamos importantes y tenidos en cuenta dentro de nuestro contexto familiar.
  • Es divertido y fomenta una actitud positiva hacia la comida. Crea experiencias agradables, experimentando y explorando texturas, colores, sabores. Disfrutar comiendo, sin gritos, sin miedos.
  • Crea hábitos saludables en torno a la alimentación.
  • Respeta su capacidad de autorregulación. Los bebés cuando nacen reconocen la sensación de hambre y saciedad. La lactancia materna ayuda a mantener esa autorregulación y el blw continúa con este proceso, donde los niños/as deciden lo que comer (cantidad) y cuando parar. Se respeta al niño cuando dice que con quiere más, confiando en su instinto.
  • Favorece el desarrollo psicomotriz. Favorece la psicomotricidad fina a través de la presión manual al agarrar los trozos.

¡Y muchas más cosas que te contaremos en próximas entradas!

El siguiente taller lo tenemos el día 13 DE MAYO EN RUMBOS. Te dejo mi correo para que puedas apuntarte y consultar cualquier duda: trini.mejias@osapolar.com

Un saludo.